La Calibración para Cine y la Curva-X. Hechos y Mitos

Al contrario de los estudios de grabación, los estudios de mezcla de cine y de post-producción para cine y televisión, se rigen por reglas muy estrictas, habitualmente implementadas por la AES o la SMPTE en colaboración con marcas como Dolby, THX, DTS, etc. Definitivamente la Curva X no representa el estado evolutivo actual de la tecnología. Philip Newell explica porqué.
Comités de la SMPTE y de la AES, están estudiando actualmente la elaboración de nuevas normas para la calibración de salas de exhibición de cine y teatros de doblaje o mezcla para cine. El proceso actual ha evolucionado con los cambios tecnológicos desde la introducción de la curva X en la década de 1970, a menudo de manera empírica, pero siempre se ha echado de menos una exposición sólida y documentada de los cambios. De hecho, incluso las premisas sobre las que se basan los conceptos iniciales ya han sido puestos en duda. Como resultado, los mitos han sido a menudo mezclados con los hechos y posteriormente propagados, incorrectamente, como verdades. Esencialmente, cuando un sistema de altavoces se coloca por detrás de una pantalla de cine perforada, habrá una caída (roll off) en las frecuencias medias (MF) y altas (AF), como se aprecia en la Fig. 1.
 Curva XLa calibración en las salas para cine se lleva a cabo de manera a poder compensar los distintos tipos de pérdidas provocadas por la pantalla, con el fin de asegurar una respuesta espectral razonablemente uniforme en las salas, cuando se mide a mitad de camino en el patio de butacas. El estándar de “respuesta deseable” representado por una señal estable en tercio de octava con la que la mayoría de los cines y teatros de doblaje están calibrados se muestra en la Fig. 2.Curva X

Esto se conoce como la curva X, a la que, variada literatura atribuye ya sea el significado de eXperimental, como seguramente lo fue en su inicio, o eXtendido, ya que ampliaba la respuesta global en comparación con su predecesora, la “curva de la Academia” (Academy Curve). Probablemente, el primero significado fue siendo gradualmente suplantado por este último. En muchos casos, los sistemas típicos de altavoces de cine todavía no tienen la capacidad de salida suficiente para permitir la compensación de las pérdidas de pantalla en altas frecuencias, por lo que si se intentara corregirlos, para llegar a la respuesta plana, una distorsión excesiva o un fallo del motor de agudos serían los resultados más probables.

De hecho, y con independencia de lo que se puede leer por ahí, esta curva está asumida como el resultado a obtener por la gran mayoría de los instaladores y técnicos de mantenimiento cuando se calibran los cines. El método habitual para calibrar los altavoces de trás de pantalla y los de sonido envolvente (surround) es inyectar ruido rosa en cada canal de altavoz a su vez, y tomar medidas con un analizador en tiempo real, utilizando entre uno y ocho micrófonos en lugares preferentes de escucha en las salas. Cada sistema de altavoces se ecualiza a continuación, hasta que la respuesta de la señal estable, corresponda lo más estrechamente posible a la curva X.

Los múltiples altavoces montados en las paredes del teatro para el(los) canal(es)”surround” estaban a menudo, en los primeros tiempos, equipados con un interruptor para que, cuando utilizados para reproducir películas, se les pudiera aplicar la típica caída de AF (HF Roll Off), muy similar a de la curva X y de modo a que pudiera lograrse paridad tímbrica con los canales de pantalla. En la hoja de publicidad del altavoz para “surround” JBL 8330 se anunciaba “Divisor de frecuencias conmutable que permite la reducción de altas frecuencias, según la Curva X de SMPTE / ISO2969, para instalaciones de sonido envolvente de cine o la respuesta plana, cuando utilizado en otras aplicaciones de reproducción de sonido”. Esto indica claramente cómo un importante fabricante veía la situación.

A pesar de algunas opiniones en contrario en el pasado, la respuesta directa de los altavoces de la pantalla, medida en el campo cercano justo delante, presenta la misma forma de la curva X tal como la respuesta de frecuencia integrada, medida a dos tercios de la longitud de la sala, en el patio de butacas. La principal diferencia es la pérdida por absorción del aire, en función de la distancia. La sugerencia de que la respuesta en frecuencia de los sistemas de altavoces en los cines es más plana después de cruzar la pantalla perforada es un mito. La necesidad de aplicar la misma curva de respuesta a los altavoces de sonido envolvente (surround), los cuales no pasan por ninguna pantalla y están cerca del público o de los ingenieros de mezcla, es prueba de ello.La figura 3 muestra las respuestas de nueve salas de cine y once teatros de mezcla que habían sido calibrados según la curva X.  Curva XSe puede ver claramente que las respuestas en AF a dos metros son sólo ligeramente más altas que las respuestas correspondientes más al fondo de las salas: una diferencia que, en todos los casos, se puede explicar por las pérdidas por absorción del aire con la distancia. Cualquiera que sea la razón histórica por detrás de otras explicaciones para la curva X, la situación actual que se aplica es la que se describe aquí.

Como las bandas sonoras de películas son, a la vez, mezcladas o exhibidas en salas cuyas respuestas electroacústicas están conformes a la curva X, como se muestra en la Fig. 3, cualquiera compensación por esta pérdida de AF queda totalmente en manos de los ingenieros que tienen a su cargo la mezcla de las películas. Ellos pueden decidir reforzar en altas frecuencias algunos canales individuales a través de sus consolas de mezcla, pero ninguna corrección global por pérdida de AF se aplica a las bandas sonoras. De hecho, dadas las limitaciones de salida de los motores de agudos de algunos sistemas instalados, como ya he mencionado anteriormente, esa compensación global para devolver una respuesta plana en AF, probablemente daría lugar a una distorsión excesiva, al posible fallo del motor o, por lo menos, a un sonido duro y desagradable en algunos teatros equipados justo para cumplir las recomendaciones. Sin embargo, actualmente se está trabajando para evaluar la capacidad de los sistemas de cine más recientes para hacer posible tal ecualización. Cómo puede esto afectar a la mayoría de los actuales sistemas instalados, es un tema que tendremos que abordar y debatir.

Aunque la aspreza en el sonido muchas veces notado en los cines, a menudo, se atribuya al efecto de filtro-peine provocado por las múltiples reflexiones entre la pantalla y los paneles frontales de los altavoces, investigaciones recientes permitieron aislar sólo el componente de filtro-peine en la respuesta del sistema altavoz/pantalla y concluir que , por si solo, el efecto no es significativamente audible.

Hace relativamente poco tiempo, algunos estudios de mezcla y doblaje y algunas salas de cine más pequeñas han comenzado a utilizar pantallas tejidas, que presentan niveles mucho más bajos de pérdida en alta frecuencia. Cuando se usan tales pantallas, las respuestas de AF se suelen atenuar mediante ecualización, a menudo con ecualizadores de banda de tercio de octava, para satisfacer la curva X estándar. Estas pantallas tienden a permitir un mayor grado de transparencia sónica, ya que la menor necesidad de producir señal del motor de AF resulta en una menor distorsión no lineal, y por lo tanto en un sonido más limpio.

En la actualidad se está desarrollando trabajo en el seno de la SMPTE y del AES en las áreas de la calibración de sistemas de reproducción sonora y estandars de rendimiento, en la búsqueda de nuevas normas – tan necesarias – con el fin de permitir que los sistemas de sonido para cine se coloquen al mismo nivel de la demás industria del audio. La reciente publicación del informe SMPTE TC-25CSS en “Respuesta Temporal y Frecuencial en la Cadena B de los Teatros y Salas de Doblaje” (ver https://www.smpte.org/standards/ informes), en conjunto con “Estándar de Ruido Rosa Digital” y “Métodos Recomendados para la Instalación y Calibración de Sistemas de Sonido para Cine Digital”, que serán publicados muy en breve, proporcionan una base sólida desde la que avanzar.

Philip Newell

Artículo traducido por Reflexion Arts de la revista AES, Noviembre 2014

Philip Newell miembro de la SMPTE y el AES y en los últimos años ha desarrollado en colaboración con varias Universidades estudios en varias áreas relacionadas con  el audio para cine.

 

 

About reflexion-arts

Líderes en Acústica y Audio Profesional